Seis celebridades involucradas en accidentes automovilísticos fatales

Como el resto de los individuos, algunas celebridades no saben conducir. Algunas han estado involucradas en accidentes menores mientras que otras vieron de cerca la muerte o, peor aún, han acabado con la vida de otros. Por fortuna, los famosos disponen de abogados muy habilidosos que, a diferencia de lo que ocurre con las personas promedio, los ayudan a salir airosos de casi cualquier tipo de situación. Es muy injusto, claro, pero es lo que hace el dinero. Este año hemos sido testigos de accidentes automovilísticos muy serios en los que algunos personajes de la farándula han tenido cierto grado de culpabilidad. Algunos son más recientes que otros, pero ninguno merece ser pasado por alto. ¡Siga leyendo!

6. Bruce Jenner

El pasado febrero, Bruce Jenner se vio involucrado en un accidente automovilístico masivo en Malibú. Hubo muchos heridos y una víctima fatal. Jenner manejaba una camioneta Cadillac negra, que fue el tercer vehículo involucrado en el choque. El primer vehículo fue un Toyota Prius negro y detrás de él había un Lexus blanco que también estaba excedido de velocidad. La camioneta de Jenner se estrelló contra el Lexus por la parte trasera y el Lexus giró hacia donde procedía el flujo de vehículos y fue golpeado por una Hummer H2. La conductora del auto, una mujer de 70 años, murió. Se la identificó como Kim Howe, una vecina del ex campeón olímpico.

La estrella de televisión declaró lo siguiente: “Mi más sinceras y sentidas condolencias a la familia y a los seres queridos de la víctima y a todos aquellos que estuvieron involucrados en este terrible accidente. Fue un hecho trágico y devastador y no puedo imaginar lo que esa familia está atravesando en este momento. Rezo por ellos. Cooperare en todo lo que sea necesario,” escribió.

5. Lane Garrison

En 2007, Lane Garrison fue acusado de asesinar a uno de los pasajeros de 17 años que iba en su auto, Land Rover, tras chocar contra un árbol mientras manejaba bajo los efectos del alcohol. Esos no fueron los únicos cargos que recibió. Según un oficial a cargo de la causa, en el momento en el que ocurrió el accidente, el actor tenía rastros de cocaína en el organismo y más del doble del contenido permitido de alcohol en sangre.

El protagonista de “Prision Break” enfrenta cargos por homicidio imprudente por manejar bajo los efectos del alcohol y fue sentenciado a 40 meses de prisión. Fue liberado en abril 2009 y luego fue sometido a otros cuatro años de libertad condicional. Como parte de la sentencia, tuvo que pagar $300.000 de indemnización a las víctimas y a sus familiares.

4. Rebecca Gayheart

Rebecca Gayheart atropelló y mató de manera accidental a un niño de nueve años en 2001. Estaba manejando por Los Ángeles cuando un grupo de autos se detuvo para cederle el paso al pequeño Jorge Cruz Jr. En lugar de parar, la camioneta de la actriz intentó adelantarse a más de 60 kilómetros por hora y arrolló al muchacho. La víctima falleció al día siguiente como consecuencia de sus heridas. La joven fue acusada de homicidio sin premeditación y como castigo fue sometida a tres años de libertad condicional y a 750 horas de servicio comunitario; además, recibió una multa de $2.800 y un año de suspensión de su licencia de conducir. La familia del fallecido demandó a Gayheart por muerte ilícita, aunque la disputa se resolvió en 2002.

Después del accidente, la estabilidad emocional de Gayheart se vio muy comprometida. Tuvo dificultades para dormir y comer. “Llegué al punto en el que me di cuenta de que necesitaba ayuda. Empecé a ir a terapia y sigo haciéndolo desde entonces. Me ha ayudado mucho,” explicó.

3. Vince Neil

Vince Neil, el vocalista principal de la banda estadounidense Motley Crue, estuvo involucrado en un accidente fatal en 1984. Había estado de fiesta con los miembros de la banda Hanoi Rocks cuando él y Nicholas “Razzie” Dingley, el baterista de la banda, decidieron manejar hasta una tienda para comprar más bebidas. Durante el trayecto, Neil, que estaba muy alcoholizado, perdió el control del vehículo y chocó contra un automóvil que venía en dirección contraria. Los dos ocupantes del vehículo dañado resultaron gravemente heridos con daño cerebral y Razzie falleció.

Neil fue acusado de homicidio agravado por conducir bajo la influencia del alcohol. El nivel de alcohol en sangre era de 0.17, casi el doble del límite legal de 0.10. En 1986, fue sentenciado a 30 días de prisión, a 5 años de libertad condicional y a 200 horas de trabajo comunitario y tuvo que indemnizar a las familias de las víctimas con $2,6 millones. Fue liberado 15 días después por buen comportamiento y pasó el resto de la sentencia en rehabilitación.

2. Brandy Norwood

En 2006, la cantante Brandy Norwood estuvo involucrada en un trágico accidente automovilístico en una autopista de Los Ángeles. Iba a bordo de un Land Rover y manejaba a unos 104 kilómetros por hora; lo que sucedió fue que no logró percatarse de que el tráfico se había detenido a causa de un embotellamiento. El Land Rover de la cantante terminó embistiendo un Toyota, que chocó contra otro automóvil, se deslizó y colapsó con la medianera en la carretera. Un vehículo que venía en dirección contraria impactó contra el Toyota. Si bien el conductor fue trasladado de inmediato al hospital, murió al día siguiente a causa de las heridas.

Luego de un largo proceso de investigación de un año aproximadamente, la oficina del fiscal de la ciudad anunció que Norwood no sería juzgada por homicidio al no hallar pruebas en su contra. Todavía se siente culpable de este hecho tan desafortunado. “Iba camino a casa cuando sucedió. Más allá de si sea o no mi culpa, estuve involucrada en algo que le costó la vida a alguien. Sea de quien sea la culpa, yo también estuve ahí,” comentó en el programa “Behind the Music” en VH1.

1. Matthew Broderick

Allá por 1987, Matthew Broderick y Jennifer Grey, quien era su pareja en ese momento, estuvieron involucrados en un accidente automovilístico fatal en Enniskillen, Irlanda del Norte, que dejó dos muertos como resultado. El BMW que manejaban se cruzó de carril y chocó contra un Volvo en el que viajaban una mujer y su hija; ambas murieron de manera instantánea. Broderick se quebró una pierna y un par de costillas y sufrió contusiones y un colapso pulmonar, mientras que Grey sólo tuvo heridas leves. Luego del accidente, Broderick le dijo a la policía que no recordaba absolutamente nada de lo que había acontecido. “No recuerdo nada de ese día. Ni siquiera haberme despertado. No recuerdo haber hecho mi cama. Sólo recuerdo el momento en el que me desperté en el hospital y me dolía muchísimo la pierna,” aseguró.

La estrella de “Ferris Bueller’s Day Off” resultó culpable de homicidio por conducir de manera irresponsable y fue condenado a cinco años de prisión; no obstante, un tiempo después, la causa fue catalogada como distracción al conducir y se exigió una multa de $175 a modo de castigo.

X