Las 10 películas más decepcionantes de 2014

Cada año, la máquina publicitaria de Hollywood crea emociones y expectativas de las nuevas películas que están por llegar, por medio de campañas de marketing de varios millones de dólares. Los trailers de algunas películas hacen tantas promesas, que no es de extrañar que el producto final no siempre esté a la altura de las expectativas. Lo interesante de las películas que no logran cumplir con lo que prometen, es que pueden abarcar todas las gamas con respecto a su calidad. Algunas de las películas más decepcionantes de 2014 eran buenas películas en sí mismas; simplemente no estuvieron a la altura de su potencial. Otras películas, por su parte, resultaron ser simplemente malas, hasta el punto en que es increíble que alguien pensara que el producto final podía ser algo bueno. Sea cual sea su nivel de calidad, las 10 siguientes películas fueron las mayores decepciones del 2014.

10. Código Sombra: Jack Ryan

Esta película salió tan a principios de año que es fácil olvidarse de ella. Por desgracia, “olvidable” es un término que se puede aplicar muy bien a Código Sombra: Jack Ryan; lo que es una pena, ya que tiene todos los ingredientes para ser una buena película de espías. Una nueva versión del famoso personaje creado por Tom Clancy, Jack Ryan – quien ha sido interpretado por Alec Baldwin, Harrison Ford y Ben Affleck -, Código Sombra explora los primeros días del analista de la CIA, interpretado aquí por la estrella de Star Trek, Chris Pine. Pine está muy bien en el papel siendo hábilmente apoyado por Kevin Costner en el papel de mentor y una siempre bienvenida Keira Knightley, como su pretendiente. Desafortunadamente, a pesar de un elenco sólido y una nueva versión del personaje influida por los sucesos del 11/9, Código Sombra no lograr hacer lo suficiente para diferenciarse de otras películas mejores del género de espías, como la saga de Bourne.

9. Pueblo chico, pistola grande

Seth MacFarlane es una personalidad cómica que causa muchas divisiones – por decir lo menos -, pero Ted, su debut en el cine fue bien recibido tanto por la crítica como por el público, lo que sugiere que este divertido hombre de múltiples talentos podría encontrar un buen equilibrio entre su característico humor de chico de fraternidad y un tipo de comedia más atractiva para las masas. Por desgracia, su última actuación/dirección, la parodia western “Pueblo chico, pistola grande”, es un fracaso de película, que no muestra ni las dotes para la comedia ni los giros dramáticos de la muy superior Ted. La trama de la película no tiene sentido y MacFarlane sólo hace un montón de chistes en la pantalla para ver que sale. “Pueblo chico, pistola grande” es despareja en todos los sentidos y no logra acercarse remotamente a la calidad de la última película de MacFarlane. Con suerte, el lanzamiento de Ted 2 el próximo año pondrá otra vez en el camino correcto al creador de Family Guy.

8. Operación monumento

Con semejante cantidad de renombrados talentos involucrados, “Operación monumento” debería haber sido un éxito. Basada en hechos reales, George Clooney y Matt Damon son los protagonistas, en el rol de miembros de un equipo del ejército estadounidense encargado de la protección de los mayores tesoros artísticos de Europa antes de que sean, o bien robados, o destruidos por los nazis durante la Segunda Guerra Mundial. Por desgracia, “Operación monumento” es claramente mediocre en todos los sentidos, tanto en la capitalización de su talentoso elenco como en la fuerza de su argumento. Clooney y Damon proveen interpretaciones útiles, pero sin dar nada especial, mientras que la elegante presencia de Cate Blanchett como singular presencia femenina de la película se desperdicia. Las películas basadas en la Segunda Guerra Mundial solían tener un cierto nivel en la industria del cine, pero si “Operación monumento” es un reflejo del lugar en el que se encuentra el género en el año 2014, tal vez debería permanecer inactivo durante un tiempo.

7. El Dador de Recuerdos

Una adaptación de la clásica novela juvenil de Lois Lowry, “El Dador de Recuerdos” debería haber sido simplemente mejor. Ambientada en un futuro distópico en el que los sentimientos humanos han sido erradicados con el fin de evitar las guerras, la película se centra en un joven llamado Jonas (Brenton Thwaites), que hereda el papel de “El Dador de Recuerdos” (Jeff Bridges), un hombre encargado de los recuerdos y de los sentimientos humanos así como de su pasado. Es un gran concepto de ciencia-ficción y debería haber estado en el mismo nivel de calidad que la serie de Los Juegos del Hambre. Por desgracia, la adaptación cinematográfica termina siendo insulsa y aburrida, al igual que otros fracasos de jóvenes adultos como “Divergente” y “La huésped”.

6. Transformers: la era de la extinción

Es difícil creer que cualquier persona sensata esperaría que la última entrega de la franquicia de los Transformers fuera realmente buena, pero la adición de Mark Wahlberg como el nuevo líder humano, además de la ventaja de los dinobots daba a entender que esta película sería al menos como sus predecesoras. El hecho de que “La era de la extinción” sea posiblemente peor que las tres películas anteriores es un golpe duro para el cine popular siendo una realidad deprimente. Hay tantos errores en esta película: es demasiado larga, llena de malas actuaciones, altamente sexista hacia las mujeres, altisonante e increíblemente tonta. El director Michael Bay, quien nunca ha sido precisamente popular entre los críticos, trae de nuevo su único estilo visual fracasando estrepitosamente en todos los otros niveles cinematográficos. Cualquier película que haga extrañar los tiempos en que Shia LaBeouf encabezaba el elenco de Transformers significa que está haciendo las cosas realmente mal, y “La era de la extinción” hace exactamente eso.

5. Interestelar

Interestelar, una de las películas más publicitadas del año, resultó ser una víctima de ridículas expectativas. Siendo una buena película – incluso una gran película a veces -, Interestelar es quizás la mejor representación de las fortalezas y debilidades de Christopher Nolan como director. Visual y temáticamente extravagante y ambiciosa, la exploración de Nolan del viaje al espacio profundo es una maravilla para la vista – una escena en la que una nave espacial viaja a través de un agujero espacio-temporal es sin duda una de los más grandes escenas de viajes espaciales de la historia del cine -. Por desgracia, al igual que la mayoría de sus otras películas, Interestelar es estropeada por un mal guion y personajes decepcionantes. Los actores son excelentes (Matthew McConaughey, ganador del Oscar 2013, es genial), la historia invita a la reflexión, y las imágenes son incomparables. Sin embargo, Interestelar se queda corta en muchos aspectos que la alejan de la verdadera grandeza, lo que es sin duda más desgarrador que la historia de padre e hija en la propia película.

4. Godzilla

El regreso del monstruo gigante favorito de todos era una de las películas más esperadas de 2014. Dirigida por Gareth Edwards, cuyo impresionante éxito independiente Monsters (2010) hizo que su talento se hiciera conocido; y con un reparto estelar que incluye a Bryan Cranston y Elizabeth Olsen, Godzilla parecía un éxito seguro. Por desgracia, algunos errores clave la mantuvieron alejada de la excelencia. El principal problema es que para una película que lleva su nombre, Godzilla tiene muy poco tiempo de pantalla, pues actúa en las sombras mientras los personajes humanos están en el centro de la escena. Si bien esta es una decisión cuestionable tomada por Edwards respecto a una película de monstruos, podría haber estado justificada si los humanos hubieran sido realmente interesantes. Por desgracia, la relación principal entre Aaron Taylor Johnson y Olsen se desinfla y a Cranston, generalmente una presencia magnética, no se le da suficiente tiempo de pantalla para causar una gran impresión. Godzilla es una buena, pero finalmente decepcionante, versión de la saga.

3. 300: El nacimiento de un imperio

Esta secuela de “300”, la película de 2007, llegó demasiado tarde para capitalizar el éxito de su predecesora. Desarrollada después de la infame última batalla de los 300 espartanos del rey Leónidas (Gerard Butler), “El nacimiento de un imperio” se centra en las secuelas de ese conflicto, con los griegos resistiendo un asalto naval del invasor ejército persa. A pesar de los esfuerzos del elenco y del equipo, sobre todo de Eva Green, quien se roba totalmente la película con un desempeño salvaje y atractivo en el rol de la comandante naval persa Artemisia, “El nacimiento de un imperio” es, en definitiva, inferior a la original, imitando esa película hasta el fracaso. El estilo visual impactante de la película de 2007 es usado en exceso, y todo el concepto no resulta tan interesante o emocionante como lo fue hace 7 años.

2. Sin City: Una mujer para matar o morir

2014 pareció el año de las secuelas que nadie pidió, ya que el lanzamiento de esta secuela en septiembre fue la definición de lo que significa una idea de último momento. Lanzada casi una década después de la visualmente impresionante adaptación del cómic Sin City, en 2005, “Una mujer para matar o morir” está prácticamente alejada una generación respecto de su predecesora. La estética de las imágenes en blanco y negro que era tan única de 2005 parece anticuada ahora – y los efectos visuales no son el único elemento que parece anticuado -. El tono fuertemente sexualizado y misógino de quien alguna vez fue un gran escritor – ahora loco -, Frank Miller, es una reliquia de una época diferente. El otra vez director, Robert Rodríguez se esfuerza por hacer lo que puede con el material de origen y los recién llegados como Joseph Gordon-Levitt y Eva Green (otra vez superando el nivel de toda la película), impregnan la película con algo de credibilidad. Desafortunadamente, esta no es una película que anime a matar por ella – pero si ayuda a impedir que Miller haga más películas, habrá hecho al menos algún bien -.

1. El Sorprendente Hombre Araña 2: La venganza de Electro

2014 fue el año en que los espectadores empezaron a dejar de dar importancia a Spider-Man y la culpa puede directamente ser de “El Sorprendente Hombre Araña 2: La venganza de Electro”, y las malas decisiones tomadas por su equipo creativo y Sony Pictures. Los espectadores son inteligentes y cada vez más conscientes de que las nuevas versiones de las películas de Spider-Man son totalmente mediocres, adem��s del hecho de que son independientes de la saga más popular del universo cinematográfico Marvel, lo que las hace menos atractivas como producto. Si “El Sorprendente Hombre Araña 2” se hubiera acercado a la calidad del excelente Spiderman 2 de Sam Raimi del año 2004, lo decepcionante de esta película solo sería que no fue un éxito de taquilla. Afortunadamente, “El Sorprendente Hombre Araña 2” es simplemente una mala película, lo que ayuda a justificar su mala recepción. “El Sorprendente Hombre Araña 2” hizo que muchos dejaran de preocuparse por Spider-Man (al menos hasta que Marvel obtenga los derechos de la película otra vez), y este hecho deprimente ayuda a que sea la película más decepcionante de 2014.

Avatar

Mike McAninch

X