Once curiosidades sobre la franquicia Mission: Impossible

(c) Paramount/courtesy Everett Collection

Veinte años de trayectoria y cinco películas después, la franquicia Mission: Impossible ha sido éxito de taquilla en reiteradas ocasiones y nos ha demostrado que detrás de tanta acción se esconde una maravillosa historia. El hecho de que Tom Cruise siga interpretando a Ethan Hunt después de tanto tiempo nos da la pauta de que hay un gran compromiso por parte del equipo. En las cinco partes encontrará miles de secretos y datos curiosos que a los amantes del cine les encantará conocer. A continuación, le presentamos los once mejores en orden cronológico. ***Aviso de Spoiler***

11. Zapato alcancía – Mission: Impossible

En este puesto encontramos una de las escenas más icónicas de toda la franquicia. De hecho, ha sido víctima de numerosas sátiras en películas y programas de dibujos animados. Bien, en la secuencia podemos ver a Tom Cruise suspendido en el aire, completamente en equilibrio, situado en forma paralela al suelo. Lo cierto es que, al principio, no estaba del todo equilibrado y su torso no paraba de tocar el suelo mientras hacía las tomas de práctica. Para contrarrestar el peso de su cuerpo, a Tom se le ocurrió llenar de monedas sus zapatos y… ¡voilà! Recuerden que nunca está de más tener algo de cambio en los bolsillos. Uno nunca sabe cuándo el mundo del espionaje lo puede necesitar para una misión ultra secreta.

PREMIUM --   MISSION IMPOSSIBLE

PREMIUM — MISSION IMPOSSIBLE

10. Estreno multitudinario – Mission: Impossible

Los estrenos de verano se habían puesto de moda y, a su vez, eran un negocio rentable cuando Mission: Impossible apareció en el mercado; no obstante, nunca había ocurrido algo tan sorprende como con esta película. Tom Cruise estaba en la cima de su carrera, el bochornoso episodio de los saltos en el sofá de Oprah todavía no había sucedido y aún las personas no odiaban debido a su obsesión por la Cienciología. La primera parte de la franquicia fue la primera en ser estrenada en 3.000 cines diferentes en la fecha de lanzamiento prevista. Las recaudaciones superaron las expectativas de producción y se la clasificó como una de las películas más exitosas de 1996. De todos modos, no quedan dudas de que Ghost Protocol fue la más taquillera de todas.

Source: Paramount Pictures

Source: Paramount Pictures

9. ¿Y las armas? – Mission: Impossible

Este sí que es el prototipo de película de acción para los activistas anti-armas del siglo 21. Si bien hay alguna que otra pistola por ahí, Ethan Hunt nunca las usa para matar a sus enemigos y casi no se ven tiroteos en las escenas. De hecho, la cantidad total de víctimas fatales es bastante baja y apenas llega a siete. El guion se focaliza más en la naturaleza escurridiza de los espías para huir de los problemas en lugar de solucionarlos con violencia. Esta tendencia se revirtió de inmediato en la segunda parte, que fue dirigida por John Woo. La combinación de John con Woo es sinónimo de armas de fuego, explosiones y violencia a granel. Sin embargo, para los fanáticos de la vieja escuela que prefieran la Mission: Impossible clásica, esta no es más que una versión moderna de la anterior con la misma tonalidad.

Photo by REX/Moviestore Collection

Photo by REX/Moviestore Collection

8. El producto final es DEMASIADO largo– Mission: Impossible II

Cuando John Woo presentó el corte inicial a la producción de Paramount, a todos les pareció una locura. Se trataba de una grabación de tres horas y media que, sin lugar a dudas, la MPAA clasificaría con una “R”. Paramount le explicó a John que el corte final no podía superar los 120 minutos, por lo que debería realizar algunos cambios. Por desgracia, los arreglos afectaron de forma negativa a la película. La falta de continuidad y los huecos son muy evidentes. Bueno, al menos ahora conoce el porqué del fallo. No logro comprender el motivo por el que los estudios de filmación no avalan el lanzamiento de películas de mayor duración. Por supuesto que es todo un desafío retener a la audiencia por tanto tiempo pero, en una época en la que pagamos entre 10 y 20 dólares por entrada, son pocos los que querrán irse a casa. Volviendo al tema, Woo se vio obligado a reducir la película a 123 minutos.

(c) Paramount Pictures/ Courtesy: Everett Collection.

(c) Paramount Pictures/ Courtesy: Everett Collection.

7. ¿Acaso Anthony Hopkins dijo “Mission: Impossible”? – Mission: Impossible II

El comandante Swanbeck, interpretado por Anthony Hopkins, pronunció estas palabras por primera y última vez en la franquicia Mission: Impossible. De hecho, hace referencia a una supuesta “misión imposible.” A John Woo le encanta hacer este tipo de cosas. Incluso, Ben Stiller hizo una parodia en los premios MTV Movie Awards en la que interpretaba a Tom Crooze, el doble de riesgo de Tom Cruise, quien en tono jocoso les sugiere un par de líneas a Tom Cruise y a John Woo durante una “reunión de dobles”. Por supuesto que, si lo hace bien – a lo Hopkins – es efectivo y si lo hace como Stiller, resulta en una especie de queso Velveeta camuflado entre actores y explosiones.

6. Un poco de Metallica en el mix – Mission: Impossible II

La banda de trash metal Metallica fue contactada en reiteradas ocasiones para participar de la banda de sonido de Mission: Impossible, aunque a los muchachos nunca les interesó. Bueno… no al menos hasta que Tom Cruise y el equipo de producción de Paula Wagner se lo pidieron personalmente. Hacía falta una melodía enérgica y poderosa que, a la vez, estuviese acompañada por un videoclip emotivo y lleno de acción. La canción “I Disappear” se convirtió en un gran éxito en el verano de 2000 y se mantuvo en los primeros puestos de las listas de rock más importantes del mundo durante siete semanas consecutivas. Además, obtuvo miles de nominaciones a los premios MTV VMA, entre las que se incluye la categoría Mejor Video de Rock. Lo curioso es que fue esta canción la que desencadenó el escándalo por la distribución ilegal de archivos en Internet.

5. Los comienzos de J.J. Abrams – Mission: Impossible III

¿Recuerdan al muchacho que dirige y produce Star Wars Ep. VII? Sí, ese. J.J. Abrams. Por si no lo sabía, Mission: Impossible III fue su primer trabajo como director de cine. Abrams pasó a formar parte del proyecto después de que Joe Carnahan renunciara a su puesto. En este momento, Abrams era considerado un elegido de Hollywood ya que había destacado como productor y director de televisión, por lo que Paramount y la producción de Cruise-Wagner no dudaron ni un segundo en contratarlo. Al final, hubo dos versiones de Mission: Impossible III, porque Carnahan hizo todo lo posible para crear la versión punk rock. Como Carnahan la describió, el aparato conocido como Hollywood J.J. lo llevó a tomar el guion, a modificarlo según su parecer y a poner toda su energía de principiante en él.

ACTION PRESS / MICHAEL PANCKOW

ACTION PRESS / MICHAEL PANCKOW

4. Señuelos romanos – Mission: Impossible III

Para los que no hayan visto Mission: Impossible III, la escena de Roma, Italia, realmente es digna de una mención especial. No se puede negar que, cuando se trata de eventos hollywoodienses, los romanos son los más curiosos del planeta. En realidad, los que más se alborotan son los turistas que andan en busca de lo inusual, como ver a Tom Cruise filmar su próxima película. Cuando la producción comenzó a rodar las escenas en cuestión, se sorprendió al encontrarse con una horda de mirones. Para desviar la atención de la gente, decidió contratar a un grupo de chicas en biquini y a actrices disfrazadas de monjas y pretendieron armar había un segundo set. De esta manera, todos pudieron continuar con lo suyo sin grandes inconvenientes.

(c) Paramount/courtesy Everett Collection

(c) Paramount/courtesy Everett Collection

3. Huevo de pascua “A113” – Ghost Protocol

La cuarta parte de la franquicia Mission: Impossible trajo consigo a un cuarto director, Brad Bird, un famoso animador y guionista del equipo Pixar. Como el señor Bird es muy fiel a sus convicciones, incorporó el clásico huevo de pascua A113 a Ghost Protocol. Sí, es el mismo A113 que rinde homenaje al salón de animación del Instituto de Artes de California y el que ha creado tantas teorías conspirativas. En esta película, el código aparece en el anillo del agente Hanaway, interpretado por Josh Holloway. Lo único malo acerca de la participación de Holloway es que dura muy poco.

Source: Yahoo

Source: Yahoo

2. Siempre listo – Ghost Protocol

Durante la selección del elenco de Mission: Impossible – Ghost Protocol, a Tom Cruise se ocurrió tener a Jeremy Renner en el equipo. Cuando Jeremy se enteró de que una súper estrella le ofrecería un papel en la franquicia Mission Imposible, no dudó en decir que sí. Estaba tan emocionado que ni siquiera leyó el libreto; apenas le echó un vistazo a un borrador de la historia. Jeremy Renner es un gran fanático de Tom Cruise y, para él, esto fue un sueño hecho realidad. No sólo lo alabó como actor, sino también como persona. Jeremy volvió a la pantalla grande junto a su ídolo en Mission: Impossible – Rogue Nation.

David James/©Paramount Pictures/courtesy Everett Collection

David James/©Paramount Pictures/courtesy Everett Collection

1. Cruise todo terreno – Rogue Nation

En Rogue Nation, Tom Cruise tenía que aferrarse a la puerta de un Airbus A400M de carga para poder filmar varias escenas afuera de la aeronave, a casi 1500 metros de altura. Lo que muchos no notaron es que Tom debió usar unos lentes de contacto especiales para poder tener los ojos abiertos durante el rodaje. Además, tuvo que usarse una cámara especial para capturar las tomas. Al director Christopher McQuarrie le aterrorizaba la idea de que Tom se lastimara durante la filmación, pero Tom insistió y se negó a contratar a un doble de riesgo. De hecho, el actor le pidió a McQuarrie que siguiera filmando sin importar lo que sucediese. Muchachos, Cruise tiene 53 años. Cincuenta y tres.

Source: Syracuse

Source: Syracuse

X