Siete celebridades que dejaron Hollywood para dedicarse a su familia

  

Hollywood siempre tuvo la mala fama de corromper a las personas — como sucedió con Lindsay Lohan, por ejemplo. Era joven, inocente y estaba llena de proyectos apenas se mudó a Tinsletown; no obstante, no le costó mucho perder la cabeza. Algunas celebridades son conscientes del impacto que puede tener en los jóvenes crecer en medio de tanta exposición y es por eso que deciden poner una pausa en sus carreras y trasladarse a algún lugar más tranquilo para dedicarse de lleno a los suyos. A otros simplemente no les agrada vivir en una pecera, así que también cambian de rumbo. Finalmente, están los que se trasladan para darles la posibilidad a sus seres queridos de llevar una vida normal. A continuación, les presentamos a los siete valientes personajes que priorizaron el bienestar de su familia antes que la fama y la ostentación. ¡Siga leyendo y descubra quiénes son!

7. Shania Twain

Shania Twain se alejó de las cámaras en el auge de su carrera y se mudó a Suiza para consolidar su familia junto a Robert “Mutt” Lange, que era su marido en ese momento. La pareja anhelaba una vida más tranquila. En 2011, la cantante dio a luz a su único hijo, Eja. Por desgracia, no conocía a nadie en su nuevo país de residencia. Con el tiempo conoció a Marie-Anne, aunque la amistad no duró mucho tiempo. Después de varios años, la única persona con la que había podido establecer un vínculo se escapó con su marido.

La sensación de la música country decidió quedarse en la comuna de Corseaux, Suiza junto a Eja y su segundo marido Frédéric Thiébaud, que casualmente resultó ser el ex marido de su ex amiga Marie Anne. Sigue haciendo giras e incluso permaneció dos años en Las Vegas. De todos modos, se siente mucho más a gusto en Suiza que en otra parte del mundo. Según ella, se parece mucho a su hogar en Canadá.

ADVERTISEMENT

6. Demi Moore y Bruce Willis

A mediados de la década de los 90, Demi Moore y Bruce Willis dejaron Hollywood para criar a sus tres hijas Rumer, Scout y Tallulah en un pequeño pueblo de Idaho llamado Hailey. Antes de su exilio, Moore tenía fama de diva exigente. Se comenta que exigió dos jets privados para trasladar a su entorno en lugar de uno. Sin embargo, Moore dejó atrás esa vida para poder dedicarse a sus niñas. “Una de mis metas es crear lazos sólidos para que cuando mis hijos crezcan quieran compartir su vida conmigo,” le comentó a InStyle en 2001. “Tarde o temprano saldrán a la vista los cimientos que les he dejado.”

A diferencia de muchos niños famosos, las chicas Willis tuvieron una crianza súper normal en Hailey, Idaho. Se comenta que Moore pasa mucho tiempo allí y la considera su residencia principal.

5. Vera Farmiga

Vera Farmiga vive en una granja al norte del estado de Nueva York junto a su marido Renn Mowley, sus dos hijos, Fynn y Gytta y cientos de animales, entre los que se incluyen dos adorables cabras. El lugar se encuentra a poca distancia de donde creció y pasa mucho tiempo arreglando su jardín y cuidando sus cabras. “En mi opinión, vivir en un lugar así siempre ha sido un punto a favor. Me permite estar rodeada de simpleza y no siento la presión de adoptar un rol u otro para poder cubrir los gastos de mi vehículo deportivo de alta gama. Aquí no hay nada de eso,” comentó la actriz en una entrevista con The Telegraph.

Su vida en la granja le ha permitido hacer buen uso de los guiones que rechaza. “Los uso como fertilizante,” bromeó en un artículo de The Guardian. “Se reciclan. Hay que mantener encendidas las fogatas y, bueno, después de todo, los guiones están hechos de madera. Y algunos hasta son de madera.”

4. Debra Winger

Debra Winger fue una de las actrices más aclamadas durante la década de los 80; no obstante, en los 90 decidió abandonar Hollywood y su vida de estrella. Según su hijo Noah, lo hizo por su familia. “Sus prioridades ahora eran construir un hogar, echar raíces y buscarme una escuela. Ese fue el momento en el que decidimos mudarnos a Nueva York,” confesó el hijo de la Winger en The New York Times.

Al dejar Hollywood, la actriz ganadora del Óscar se mantuvo bastante ocupada. Cuidó de su madre durante sus últimos meses de vida; se volvió a casar con su segundo marido y tuvo a Gideon, su segundo hijo; además, se unió a un movimiento activista a favor del ambiente y se dedicó a hacer obras de beneficencia; hizo teatro, leyó mucho, dedicó su tiempo a la jardinería, escribió y, lo más importante de todo, se entregó por completo a sus hijos. “Es una madre muy buena y atenta,” dijo Noah. “Creo que no iba a ser nada fácil para ella comprometerse con su trabajo y tener que ocuparse de nosotros cuando éramos pequeños.”

3. Julia Roberts

Julia Roberts, su marido Daniel Moder y sus tres hijos viven en una granja en Santa Fe, Nuevo México. La actriz quiso que sus hijos crecieran lejos de las cámaras y de la exposición mediática. “Ellos no saben a qué me dedico,” explicó. “Eso todavía no forma parte de sus vidas. Apenas son criaturas y yo sólo soy su mamá, no tienen por qué lidiar con ese tipo de cosas. Ya llegará el día en el que lo descubran por su propia cuenta, pero para esa época serán adolescentes y sus intereses irán mucho más allá que preocuparse por los trabajos de sus padres.”

Según la actriz ganadora del Óscar, la estabilidad es muy importante para los niños y siente que ella y su marido se la están dando. “Considero que tener una familia feliz es lo más importante para cualquiera y, por el momento, estamos más juntos que nunca,” comentó Julia. “Pero soy demasiado afortunada — he estado casada durante 11 años y siento como si apenas hubiesen pasado 11 minutos. Fui bendecida con un compañero maravilloso.”

2. Justin Timberlake y Jessica Beil

Según UsWeekly, Justin Timberlake y Jessica Biel planean criar a su hijo Silas lejos de los medios. La pareja tiene una propiedad en el exclusivo Yellowstone Club en Big Sky, Montana y piensan mudarse allí pronto. Sin embargo, Silas no estará siempre en Montana, sino que pasará sus primeros meses de vida en la casa familiar de Hollywood Hills. Una fuente de confianza le comentó a la misma revista que Timberlake y Biel quieren trasladarse a las montañas Rocosas lo antes posible. A Biel siempre le gustaron las montañas y tiene sentido, ya que se crió en Boulder, Colorado.

Roguemos que el pequeño sea igual de deportista que sus padres. A lo largo de su relación, Timberlake y Biel han pasado mucho tiempo al aire libre. Les encanta practicar senderismo y snowboard. Vivir en las montañas les permitirá realizar actividades de ese tipo con más frecuencia.

1. Robin Wright y Sean Penn

Robin Wright y Sean Penn criaron a sus dos hijos, Dylan y Hopper, al norte de California. Tomaron esta decisión inmediatamente después de que la estrella de “House of Cards” fuese asaltada a punta de pistola en la autopista mientras sus hijos presenciaban el hecho desde el asiento trasero del vehículo. Según Wright, también hubo otros motivos por los cuales decidieron dejar Los Ángeles. “No quería que mis hijos crecieran rodeados de una sociedad extraña e hipócrita,” confesó Wright en una entrevista con Entertainment Weekly. “Tener padres famosos no es una buena receta para nadie. Si no miren todo lo que Brad y Angelina han tenido que atravesar.”

Sus hijos crecieron lejos de Hollywood pero ahora están atrapados en esa vorágine. De acuerdo con la revista Vogue, Dylan y Hopper forman parte de los “New Brat Pack,” (N.d.T.: en español sería algo así como ‘pandilla de mocosos’) un grupo de estrellas jóvenes muy prometedoras. En ese clan elitista se incluyen otras celebridades de renombre como Justin Bieber, Kendall Jenner, Ansel Elgort y Gigi Hadid.