Los 6 episodios más ridículos de la vida de Kanye West

Glastonbury Festival

Kanye West sabe bien como promocionarse a sí mismo. De hecho, es el “Dios de la autopromoción.” Como son muy pocas las ocasiones en las que piensa antes de hablar, siempre está en el ojo de la tormenta y eso le hace estar en las primeras portadas de todos tabloides. De todos modos, su habilidad nata para rapear lo ha transformado en uno de los artistas más talentosos de la industria. Sabe bien que no hay tal cosa como la “mala publicidad” y se las ingenia para sacar provecho de cada oportunidad. No obstante, su comportamiento dejar bastante que desear, así que hemos seleccionado los 6 episodios más ridículos y escandalosos de su vida. ¡Disfrútelo!

6. Sabotaje en una entrega de premios parte I

Si este es el número seis, imagínese lo que le espera más adelante. Para los que no estén familiarizados con el asunto, en 2009 Taylor Swift no sólo recibió el premio al mejor video femenino en los MTV Video Music Awards sino que derrotó a la reina Beyonce. Como no pudo con su genio, Kanye West subió al escenario y le quitó el micrófono a la cantante de country. No tuvo mejor idea que decir que “Single Ladies” de Beyonce merecía llevarse la estatuilla más que nadie, ya que era el mejor video musical de todos los tiempos. Verán, a Kanye le gusta basar sus argumentos en preferencias personales. De todos modos, el público se tomó muy mal el incidente y hasta el presidente Obama estuvo de acuerdo con que el rapero se había comportado como un idiota. Con toda honestidad, ¿por qué les sorprende su actitud? ¡Es Kanye West!

5. Puñetazo

Hace un tiempo…Kim Kardashian tuvo una cita con un quiropráctico en Beverly Hills y se vio involucrada en un altercado verbal con un joven de 18 años, que la insultó y se dirigió a ella de manera racista. Cuando llegó Kanye West y se enteró de lo ocurrido, fue a buscar al joven, lo insultó y le propinó varios puñetazos en el rostro. Si tenemos en cuenta la contextura física del rapero, el chico no salió tan mal herido (¡pudo haber sido peor!). Además, él se lo buscó por agredir sin razón a Kim Kardashian. No hubo cargos formales y West le pagó $250.000 al adolescente afectado. El pobre chico seguramente no habrá visto tanto dinero junto.

4. Sabotaje en una entrega de premios parte II

En la emisión 2015 de los Grammys, Kanye se robó de nuevo el protagonismo de la noche. Cuando Beck recibió el premio al mejor álbum del año, el rapero se enfureció. Otra vez consideraba que Beyonce merecía ganar. En esta ocasión, se paró junto al escenario y el mismo Beck le dio permiso para que hiciera el ridículo. Después del show, West se encargó de dejar en claro que no estaba bromeando: “Beck tiene que respetar el arte y debería haberle dado su premio a Beyoncé”, aseguró en una entrevista con E!. “Si quieren que los verdaderos artistas vuelvan, tienen que dejar de jugar con nosotros o no vamos a jugar más con ellos”, añadió. Sin embargo, unas semanas más tarde se dignó a escuchar el álbum de Beck por primera vez y se dio cuenta de que sí le correspondía el premio.

3. La mejor estrella de rock del planeta

Este episodio fue de lo más cómico. Kanye es la típica persona que habla sin pensar y no dudó en autoproclamarse la mejor estrella de rock del planeta. Lamentamos decirle que se equivoca. ¿Acaso no sabe que artistas como Robert Plant y Jimmy Page siguen tocando? ¿O que dos de los cuatro Beatles continúan dando conciertos? Está de más decir que los Rolling Stones todavía salen de gira con sus más de 70 años a cuestas. Ni siquiera podemos pensar que es el mejor rapero del mundo. Muchos artistas famosos como Corey Taylor de Slipknot y Pete Townshend de The Who expresaron públicamente su desacuerdo.

Glastonbury Festival

Glastonbury Festival

2. El profeta Rolling Stone

Está más que claro que Kanye West tiene complejo de deidad. La canción “I Am God” de su álbum Yeezus lo dice todo. La portada de Rolling Stone en la que West posaba con una corona de espinas llegó demasiado lejos. La revista salió a la venta tan sólo unos meses después de que ocurriera el incidente número uno de esta lista, así que imagínense el revuelo que provocó. Es obvio que una persona que considera un héroe a Jesús jamás en su vida ha leído una Biblia. Aún así, ¿qué sería de nosotros sin las letras celestiales del Dios West? Sí, Kanye querido. Tienes razón. Lo que tú digas.

Source: Rolling Stone

Source: Rolling Stone

1. George Bush…

Me atrevería a decir que este es uno de los peores escándalos televisivos de todos los tiempos. Kanye West, junto a Mike Myers, intentaban recaudar fondos para la Cruz Roja después del ataque del huracán Katrina, una de las catástrofes naturales más terribles en la historia de los Estados Unidos. Myers hizo todo lo posible para dejar su lado cómico de lado, pero parece que no sabía con quién compartía la pantalla. Este fue el primer suspenso público del rapero. Cuando Mike Myers recordó a todos los televidentes lo importante que era colaborar con la causa, West omitió lo que debía decir y, con voz entrecortada, dio a entender que a George Bush no le interesaba la gente negra.

X