Doce hijos de celebridades que han duplicado el éxito y la fortuna de sus padres

Volverse famoso no es tarea fácil. Si no fuese por los contactos, el reconocimiento y la gran fortuna de papá y mamá, muchos no llegarían muy lejos. De todos modos, las personas de esta lista han sabido sacar provecho de lo que heredaron de sus progenitores y lo han utilizado para conquistar el mundo (del espectáculo, al menos). Teniendo en cuenta variables como el paso del tiempo y los cambios radicales en la industria del entretenimiento en los últimos 25 años, le presentamos a doce hijos de personalidades famosas con carreras más prósperas que las de sus padres.

12. Sean Astin

John Astin y Patty Duke fueron alguna vez los pilares de una familia feliz cuando tuvieron a Mikey, de The Goonies (1985), a Rudy de Rudy (1993) y a Samwise Gamgee de la trilogía de The Lord of The Rings; sí, el legendario Sean Astin. Los papis de Sean se han hecho famosos por su aparición en The Addams Family, aunque también destacan por interpretar a Buddy Ryan en la versión cinematográfica de West Side Story, basada en el éxito de la NBC, Night Court. ¿Y su madre, Patty Duke? Participó en el elenco de The Patty Duke Show. Señoras y señores, Sean es nada más y nada menos que el hijo de Lucille Ball y Desi Arnaz. Lo que empezó como una aventura tórrida dió vida a uno de los actores, directores y productores más exitosos de todos los tiempos.

REX/Broadimage

REX/Broadimage

11. Ben Stiller

Ben Stiller es el rey de la comedia y esto se debe a que tuvo grandes maestros. Sus padres son las leyendas de la comedia Jerry Stiller y Anne Meara, que falleció en 2015. Si bien Jerry y Anne se hicieron conocidos como un dúo cómico, Anne se tomaba la actuación muy en serio. Más allá de eso, Ben supo cómo sacar provecho de las oportunidades; escribió, dirigió y protagonizó éxitos de taquilla. Sería interesante saber qué les deparará el destino a los hijos de Ben y Christine Taylor, ¿no creen?

10. Drew Barrymore

El apellido Barrymore es marca registrada en el mundo del cine y del teatro. El legado familiar de Drew Barrymore fue lo que la impulsó a ser la actriz de primera que conocemos hoy en día. Si bien es obvio que la relación con sus padres John y Jaid siempre fue bastante turbulenta, eso no fue un impedimento a la hora de hacer realidad sus sueños. En todo los sentidos, Drew ha podido superar el éxito de sus padres. Después de atravesar una adolescencia bastante problemática, la actriz sentó las bases de una carrera impecable. Con 40 años y dos hijos, está aprendiendo a equilibrar la vida familiar con las exigencias de la vida laboral.

Photo by Broadimage/REX

Photo by Broadimage/REX

9. Jennifer Aniston

Los fanáticos de Days of Our Lives deben haber conocido a John Aniston mucho antes que a su hija. Jennifer Aniston obtuvo pequeños roles en películas de terror antes de lanzarse al estrellato de la mano de la súper comedia Friends. John Aniston interpreta al manipulador Victor Kiriakis desde 1985. Sí, 30 años en la misma serie. Eso sí que es asombroso. De todos modos, su bella y carismática hija ha superado con creces el éxito de su padre. En las últimas temporadas de Friends, Jennifer cobraba un millón por cada episodio y, tiempo después, cosechó grandes fortunas con papeles principales. No quedan dudas de que Jennifer ha heredado el talento de su padre. Como siempre dicen, de tal palo, tal astilla.

Photo by Picture Perfect / Rex Features

Photo by Picture Perfect / Rex Features

8. Josh Brolin

Josh Brolin es hijo del actor James Brolin. James ha tenido una carrera larga y próspera, en la que se incluye su matrimonio con la inigualable Barbara Streisand. En la década de 1970, participó en varias películas de acción y se transformó en un símbolo de masculinidad anhelado por el público femenino. En una ocasión fue convocado para interpretar a James Bond, cuando Roger Moore quiso darle una oportunidad en Octopussy (1983). Al final, su hijo Josh, que no tenía ni el más mínimo interés en el mundo de la actuación, aprovechó la oportunidad de participar en The Goonies (1985). Hoy, a la edad de 47 años, es un talentoso actor y ha trabajado con los mejores directores de la industria. No quedan dudas de que ha heredado la sabiduría de su padre.

Photo by REX

Photo by REX

7. Maggie y Jake Gyllenhaal

¿Es broma? ¿No deberíamos presentarlos por separado? No, son Maggie y Jake, el hijo y la hija de Stephen Gyllenhaal y Naomi Foner Gyllenhaal. Punto. Ambos se han tomado muy en serio las enseñanzas de su padre, director y de su madre, guionista y directora. Estos dos crecieron en un hogar de artistas, así que no debería sorprendernos el hecho de que sean tan talentosos. Lo mejor de todo es que desde adolescentes los han obligado a trabajar para mantenerse a sí mismos como el resto de las personas, a fines de que aprendieran a valorar los privilegios de su familia. Los hermanos compartieron escenas en la película Donnie Darko (2001) y han estado nominados a varios premios por sus participaciones en otros éxitos de taquilla. Parece que todo lo que tocan los Gyllenhaal se convierte en oro.

Photo by REX

Photo by REX

6. Lenny Kravitz

El puesto número seis es un poco más complejo que el resto. En esta ocasión no hablaremos de Zoe Kravitz, la hija de Lenny y Lisa Bonet, sino de Lenny mismo, el hijo de Roxie Rocker, la talentosa actriz que interpretó a Helen Willis en The Jeffersons, la esposa de una de las primeras parejas interraciales de la televisión. Por desgracia, Roxie falleció en 1995, en el auge de su carrera, después de una larga batalla contra el cáncer de mama. Su legado ha sido perpetuado tanto por su hijo Lenny como por su nieta Zoe— que en un futuro ocupará el trono que ahora le pertenece a Lenny. Este ícono de la música ha logrado todo lo que se propuso y es muy probable que los éxitos continúen.

Photo by MediaPunch/REX

Photo by MediaPunch/REX

5. Gwyneth Paltrow

Gwyneth Paltrow se ha convertido en una de las figuras más detestables de la industria. Se ganó su mala fama por actuar de forma tan arrogante y por recomendarles cientos de tratamientos de belleza extravagantes y exóticos a sus seguidoras. Por si no lo sabía, la bella Gwyneth es la hija de la madre entre las madres de Hollywood, Blythe Danner, y del director de cine y televisión, Bruce Paltrow. Más allá de lo que piense de Paltrow, nos encantaría que compartiera el escenario con su madre.

Photo by Broadimage/REX

Photo by Broadimage/REX

4. Miley Cyrus

Miley Cyrus dio sus primeros pasos en el mundo de la actuación gracias a su padre, Billy Ray Cyrus. Y este apuesto cantante de música country sí que sabe cómo crear un éxito (Achy Breaky Heart) y sacarle provecho al máximo. Por desgracia, también supo inspirarse en el Dr. Frankestein para crear un monstruo como Hanna Montana que, a su vez, le dio vida a otro monstruo Miley (la Iluminati). Hablando en serio, como Miley no se priva de nada y se comporta como una verdadera estrella, es probable que su padre le haya dado más de un sermón acerca de cómo la industria consume a las personas. Para bien o para mal, la pequeña Cyrus ha superado con creces el éxito de su padre.

Billy Ray Cyrus, Miley Cyrus

3. Zooey y Emily Deschanel

Aquí tenemos otro dúo exitoso. Zooey es la reina de los Deschanels, pero su encanto, su dulzura y su belleza recibiría toda nuestra atención si no fuese por su hermana. Estas dos princesas de Hollywood son las hijas del famoso director de cine y televisión Caleb Deschanel. Entre sus logros se incluyen The Natural (1984), National Treasure (2004), Passion Of The Christ (2004) y The Right Stuff (1983). ¿Acaso mencionamos que también son hijas de la actriz Mary Jo Deschanel…? Si bien los cuatro Deschanel se jactan de tener carreras prósperas, las hermanitas se han ganado el reconocimiento mundial. Para Fame10 eso ya es suficiente para declararse exitoso. Si leyó la revista American Cinematographer, sabrá que Caleb es el elegido.

Photo by Broadimage / Rex Features

Photo by Broadimage / Rex Features

2. Jeff Bridges

No se puede negar que Jeff Bridges está perdidamente enamorado de su familia. Este sujeto les debe todo lo que tiene a su padre, Lloyd, y a su madre Dorothy Bridges. Sin dudas, los hermanos Jeff y Beau han heredado la fortuna y el carisma de sus progenitores. Jeff sí que ha hecho las cosas bien; verlo en acción en The Big Lebowski (1998) nos recordó muchísimo a su padre. Además se mantuvo activo hasta el día de su muerte (1998) y parece que su hijo pretende seguirle los pasos. Jeff le dirá que su carrera no se compara ni un poco con la de su padre, pero los hechos nos demuestran lo contrario.

1. Angelina Jolie

Son el único dúo padre e hija que ha ganado un Óscar en la categoría de actuación. Si bien ha habido otras familias galardonadas, ninguna destaca sólo por actuar. De todos modos, Jon Voight y Angelina Jolie son como el agua y el aceite, ya que tienen muy poco en común. En lo político, son polos opuestos y la verdad es que no se llevan muy bien en lo personal. No obstante, Jon ha hecho público su deseo de fortalecer el vínculo con su hija. En febrero de 2015 confesó que le encantaría que su hija lo dirigiera. Es un verdadero fanático del trabajo de Angelina y de su “talento celestial para la dirección cinematográfica…” ¡Morimos ver esos proyectos hechos realidad!

X