Ocho estrellas que se han mimetizaron con sus personajes

(AP Photo/Craig Ruttle, File)

¿Alguna vez escuchó decir que las mascotas se parecen a sus dueños? Bien, parece que ocurre un fenómeno parecido entre las celeridades de Hollywood y sus personajes en la pantalla grande. ¡Por lo visto, esta técnica de actuación se les ha ido de las manos! A continuación, le presento a ocho estrellas que se han mimetizado rigurosamente en los papeles que les ha tocado interpretar:

8. Ben Affleck y Nick Dunne

La actuación de Ben Affleck en Gone Girl (2014) como Nick Dunne, uno de los principales sospechoso de un asesinato, es realmente memorable. En la película luce mucho más desalineado que el Ben de la vida real y el matrimonio turbulento de Nick no se parece en absoluto al de Ben con Jennifer Garner. Sin embargo, ahora que Ben y Jen han anunciado públicamente su divorcio, Ben se parece muchísimo a su álter ego. Se rumoreaba que el actor había mantenido una relación clandestina con la niñera de la pareja, de la misma manera que Nick salió con una jovencita en la película. Cuando los paparazis lo descubrieron, lucía muy desprolijo o desaliñado con su barba gris y su cigarrillo. ¡Que Jennifer Garner se cuide o pronto desaparecerá!

© Debbie Vanstory/ABACA.

© Debbie Vanstory/ABACA.

7. Reese Witherspoon y Elle Woods

Reese Witherspoon ha formado parte del elenco de miles de películas taquilleras y hasta obtuvo un Óscar por interpretar a June Carter en Walk the Line (2005)— aunque es probable que muchos la recuerden por su participación en la comedia Legally Blonde (2001). En la película, Elle Woods se inscribe en la Escuela de Leyes de Harvard para demostrarle al estúpido de su novio que es inteligente y así él quiera casarse con ella. Sin embargo, se da cuenta de que en realidad es muy buena abogada y que merece a alguien mejor en su vida. Si bien Reese no es abogada ni usa atuendos rosados, se ha contagiado la confianza femenina de Elle y la ha puesto en práctica en su carrera: en lugar de dedicarse de lleno a la actuación, produce sus propias películas con su compañía cinematográfica, Pacific Standard, que se especializa en conseguir roles para mujeres. “Buscamos papeles femeninos influyentes. No nos interesa que sea de novia o de esposa,” comentó Reese en una entrevista con The Hollywood Reporter a comienzos de este año. ¡Elle Woods por siempre!

Elizabeth Goodenough/Everett Collection

Elizabeth Goodenough/Everett Collection

6. Mischa Barton y Marissa Cooper

La niña prodigio Mischa Barton saltó a la fama con el papel de Marissa Cooper, una niña rica perturbada, en The O.C. — y, por desgracia, la ficción invadió la realidad. Mischa se transformó en la chica fiestera de Hollywood y desarrolló una grave adicción al alcohol, al igual que Marissa (de hecho, fue arrestada por conducir bajo la influencia del alcohol en 2007). Al igual que Marissa, Mischa sufrió un colapso nervioso y tuvo que ser internada en un hospital psiquiátrico en 2009. “Sufrí un verdadero colapso nervioso. Fue aterrador,” comentó la actriz en una entrevista con la revista People en 2013. Además, Marissa nunca se llevó bien con su madre, Julie, a quien parecía importarle más el dinero y la imagen que cualquier otra cosa. De la misma manera, Mischa mantiene una relación turbulenta con su propia madre: a comienzos de este año, la actriz denunció a Nuala Barton, la llamó “egoísta” y la acusó de haberle robado dinero. Ojalá que Mischa pueda despegarse de la imagen de Marissa.

5. Johnny Depp y el capitán Jack Sparrow

Johnny Depp ha interpretado a miles de personajes extraños, desde el joven manos de tijeras hasta Mortdecai. Sin embargo, al que más parece emular es al capitán Jack Sparrow de Pirates of the Caribbean. Esto no significa que el actor de 52 años se haya embarcado en busca de tesoros y aventuras — cuando se trata de moda y estilo, le encanta andar con esos bigotes desalineados, dejarse la barba y el cabello largos, usar miles de collares y usar remeras o camisetas desaliñadas. De hecho, en la gala de estreno de Mortdecai en Tokio en enero, se le vio con el cabello largo y grasoso y con pañuelos viejos y sucios alrededor del cuello. ¿Acababas de regresar de alta mar, Johnny?

4. Leonardo DiCaprio y Jordan Belfort

En la vida real, Leonardo Di Caprio es un excelente actor y ser humano por lo que no se parece en nada a un empresario estafador — aunque eso no quita que le guste vivir una vida llena de lujos y placeres como Jordan Belfort en The Wolf of Wall Street (2013). Belford estaba casado con una joven y atractiva mujer (interpretada por Margot Robbie) y Leo, a los 40, sigue saliendo con las supermodelos más sexis del planeta (su última conquista fue la bellísima modelo y actriz Kelly Rohrbach, de apenas 25 años). Tanto a Di Caprio como a Jordan les encantan las fiestas en los yates— de hecho, el actor organizó una de las mejores en el Festival de Cannes. El suyo no es un bote cualquiera: Leo es dueño del 11º yate más grande del mundo, que mandó construir por el que pago el módico precio de $200 millones. Alberga hasta 16 invitados y unos 45 miembros de tripulación. Como si esto fuera poco, dispone de un cine propio y de una bodega de vinos.

(AP Photo/Craig Ruttle, File)

(AP Photo/Craig Ruttle, File)

3. David Duchovny y Hank Moody

David Duchovny ha protagonizado la serie de Showtime Californication desde su estreno en 2007 y pronto descubrimos que tenía muchísimo en común con su personaje, Hank Moody. En el show, Hank se acuesta con miles de mujeres; en 2008, David anunció públicamente que padecía una importante adicción al sexo y se internó en un centro de rehabilitación. Se rumorea que David le había sido infiel a su esposa Tea Leoni durante muchísimo tiempo y que accedió a buscar ayuda cuando ella lo amenazó con pedirle el divorcio si no cambiaba, ya que no hacía más que perjudicar a sus hijos con sus actitudes. Parece que David ya tenía problemas mucho antes de interpretar a Hank, aunque nos da la impresión de que la línea entre ficción y realidad es muy delgada.

2. Dustin Diamond y Screech

¿Recuerdan a Screech de la serie Saved By The Bell? Cuando éramos niños, nos encantaba reírnos de su ridiculez y de todo lo que le salía mal — por desgracia, la vida de Dustin Diamond parece haberse convertido en una triste historia sobre una celebridad de la cual, la industria del entretenimiento no hace más que burlarse. En 2006, lanzó su propio video pornográfico, al que dirigió y llamó Screeched —Saved by the Smell, ¿en serio? El año pasado, Dustin fue arrestado por poseer una navaja — TMZ informó que el actor había acuchillado a un hombre en medio de un episodio confuso, por lo que debió pasar un año en prisión. Ojalá Dustin hubiese intentado parecerse a A.C. Slater.

Photo by REX/Jonathan Hordle

Photo by REX/Jonathan Hordle

1. Lindsay Lohan y Cady Heron

En Mean Girls (2004), Lindsay Lohan interpreta a Cady Heron, una estudiante de secundaria que al principio no logra encajar pero con el tiempo se transforma en una joven arrogante y popular que aprende a ser más considerada al final de la película. Como suele suceder, la Lindsay de la vida real se parece más a la Cady detestable. Sus escándalos fuera de cámara son mucho más terribles que los de la ficción; Lindsay ha sido arrestada en muchísimas ocasiones por conducir bajo la influencia de drogas y del alcohol, ha violado su periodo de prueba y ha estado involucrada en cientos de accidentes automovilísticos. Como si esto fuera poco, entró y salió de rehabilitación un par de veces y hasta fue acusada de robar joyas de una tienda. Hace poco, Lindsay y compañía volvieron a ser noticia después de cenar en el restaurante de alta categoría Sea Satin en Míkonos, Grecia e irse sin pagar la factura de $1,300. Es el típico comportamiento inmaduro y grosero de una chica pesada.

X