Ocho peleas entre celebridades que pasaron a ser historia

Las peleas entre famosos son ese tipo de cosas que ocurren con naturalidad. Suponemos que ésto se debe a que en Hollywood hay tantos egos frágiles que, cuando se cruzan, suceden cosas horribles. Las rivalidades entre estrellas, en muchos casos, son de público conocimiento. Taylor Swift y Katy Perry no se soportan y la manzana de la discordia es John Mayer. Nicki Minaj y Mariah Carey también protagonizan un duelo de divas. Nos pareció interesante recordar algunos de los conflictos más populares, en su mayoría pasados. ¿Estáis preparados? ¡Aquí vamos!

8. Gwyneth Paltrow y Winona Ryder

Paltrow y Ryder eran las mejores amigas en los años 90. Cuando Gwyneth se separó de Brad Pitt, se quedó con Winona y cuando empezó a salir con Ben Affleck, le presentó a su mejor amiga el mejor amigo de su pareja, Matt Damon. Su amistad se veía tan sólida hasta que de repente y sin razón aparente se dejaron de hablar.

Se dice que Paltrow y Ryder se pelearon porque Gwyneth le robó el libreto de “Shakespeare Apasionado” a Winona de su propio apartamento. La actriz de “Iron Man” lo negó rotundamente pero en una publicación de su sitio web GOOP hizo referencia a un supuesto conflicto con una ex amiga, aunque nunca reveló la identidad de la persona. “Hace tiempo tenía una ‘frenemiga’ (Nota del traductor: voz inglesa que combina los términos ‘friend’ y ‘enemy’) que parecía estar muy dispuesta a arruinarme. Hizo lo que pudo para hacerme daño. Estaba muy angustiada y enojada, como cualquiera que descubre que alguien en quien confiaba era peligroso y malintencionado,” escribió. “Decidí no pelear. Elegí seguir con la frente en alto. Pero un día escuché que algo muy horrible y humillante le había sucedido a esta chica. Me sentí profundamente aliviada y feliz.”

Featureflash / Shutterstock.com s_bukley / Shutterstock.com

7. Bill Murray y Chevy Chase

Estos dos se convirtieron en rivales hace ya bastante. Bill Murray fue convocado por “Saturday Night Live” para reemplazar a Chevy Chase, quien había decidido dedicarse al mundo del cine y también quería dedicarle tiempo a su pareja. Al equipo no le caía bien Chase. Cuando lo invitaron a participar en un episodio, se dice que el elenco le pidió a Murray que lo confrontara. Si bien ambos intercambiaron insultos y luego golpes, todo está bien ahora.

“Fue una verdadera pelea al estilo Hollywood, del tipo ‘¡No toques mi cara!”, afirmó Murray. “Chevy es un hombre grande; yo no soy pequeño y nos tuvo que separar mi hermano Bria (Doyle-Murray), quien me sostenía por el pecho. En realidad, no pasó nada. Se trató de un hecho simbólico, Edípico, una especie de ruptura. A todos nos molestó que nos dejara y de alguna manera yo era el ángel vengador, el que hablaba en representación de los demás. Pero somos amigos ahora. Está todo bien.”

Featureflash / Shutterstock.com Helga Esteb / Shutterstock.com

6. Conan O’Brien y Jay Leno

Connan O’Brien no se lleva bien con Jay Leno. Allá por 2004 les dijo a los ejecutivos de NBC que se haría cargo de “Tonight Show” en 2009. Cuando llegó el momento, a Leno le asignaron un nuevo show llamado “The Jay Leno Show”, el cual salía al aire a las 10 p.m. y, a las 11:35 O’Brien conducía “The Tonight Show”. Los ratings de ambos programas eran mediocres, por lo que el show de Leno se pasó a las 11:35 y el de O’Brien a las 12:05 a.m. Si bien Leno sacó provecho de la situación, su rival no tuvo la misma suerte. Terminó dejando la NBC y, como consecuencia, Leno se adueñó de “The Tonight Show”.

O’Brien nunca hizo las paces con Leno y lo considera el responsable del fracaso de su programa. Antes de dejar la NBC dijo “Conducir ‘The Tonight Show’ para mí fue un sueño hecho realidad y quiero decirles a todos los niños que me estén escuchando que pueden hacer cualquier cosa que se propongan en la vida. A menos que sea algo que Jay Leno también quiera hacer.”

Featureflash / Shutterstock.com Helga Esteb / Shutterstock.com

5. Christina Aguilera y Pink

Christina Aguilera y Pink trabajaron juntas en la filmación del videoclip de “Lady Marmalade” y no se llevaban nada bien. Según Pink, Aguilera ingresó al set con su mánager, quien no saludó a nadie, y lo primero que hizo fue preguntar qué parte de la canción exigía más protagonismo para asignársela a su cliente. Pink le respondió: “¡Hola! ¿qué tal? Es un placer conocerlo, me llamo Pink. Ella no se quedará con esa parte. De hecho, creo que la maldita reunión es para definir eso.”

El conflicto continuó por años. Pink se desvinculó de su compositora y asistente, Linda Perry, al enterarse de que estaba trabajando simultáneamente con Aguilera. “Me tomé el hecho de que trabajara con otros artistas como algo muy personal…Especialmente, si esos artistas me desagradan. No creo que imitar sea un halago, creo que es detestable. Discutimos y me lo tomé muy a pecho,” dijo la cantante.

DFree / Shutterstock.com Featureflash / Shutterstock.com

4. Debbie Gibson y Tiffany

Debbie Gibson y Tiffany eran la versión ochentosa de Britney Spears y de Christina Aguilera. Estos íconos del pop eran jóvenes, atractivas y talentosas, por lo que los medios vivían creando historias acerca de lo mal que se llevaban. Como eran las únicas dos cantantes pop de la época, nadie creía en que una amistad entre ellas pudiera prosperar; no obstante, Gibson aseguró que nunca existió ningún tipo de discordia entre ambas. Ambas afirman que se respetan y que les encanta lo que la otra hace. “Siempre nos hemos admirado”, explicó Gibson.

Para probar que no había asperezas entre ellas, en 2011 se agruparon para formar parte de un concierto de verano llamado ‘Journey Through the ’80s’. Cada una interpretó su propio material y realizaron covers de Stevie Nicks, de Guns ‘N’ Roses y de Reba McIntire. El mismo año co-protagonizaron una película de Syfy, “Mega Python vs. Gatoroid”, en la cual se las ve involucradas en una ‘pelea de gatas’.

s_bukley / Shutterstock.com Featureflash / Shutterstock.com

3. Joan Crawford y Bette Davis

Joan Crawford y Bette Davis tuvieron uno de los peores conflictos de toda la historia de Hollywood. Supuestamente se originó cuando Crawford firmó un contrato exclusivo con la Warner Brothers, la misma compañía para la cual trabajaba Davis. Las cosas se pusieron muy feas cuando ambas interpretaron a dos hermanas adultas en la película de horror “Whatever Happened to Baby Jane?” “Se puede decir que se detestaban la una a la otra, pero se comportaban como si todo estuviese bien”, dijo el director. Ambas mostraron sus garras al finalizar el rodaje, ya que Davis fue la que recibió una nominación al Oscar por su papel.

Un reportero británico llamado Michael Thornton asegura que estas mujeres se odiaban tanto porque Crawford era bisexual y al comienzo de sus carreras Davis la había rechazado. Joan obtuvo su venganza cuando años después cuando se casó con Franchet Tone, el antiguo amor de su rival. Lo único que sabemos bien es que competían tanto entre ellas que la situación llegó a volverse insoportable.

2. Steve McQueen y Paul Newman

Los actores Steve McQueen y Paul Newman eran grandes rivales. Según Newman, McQueen fue el que comenzó todo. Se conocieron en el set de filmación de la película “Somebody Up There Likes Me”. Newman obtuvo el papel principal y McQueen era un actor secundario. El film sirvió para impulsar la carrera de Newman. Fue muy aclamado por su desempeño y pronto se transformó en una estrella de Hollywood. McQueen estaba tan celoso de los logros de su compañero que decidió imitarlo.

Casi 20 años después, estos dos se reencontraron en la película “The Towering Inferno”. McQueen aseguraba que tenía la misma cantidad de líneas que su oponente, lo cual implicó realizar escenas adicionales para equilibrar el diálogo. También dijo que les pagaban lo mismo. Newman luego confesó que se arrepentía de haber trabajado con McQueen. “Por primera vez, me preocupé por las cifras. Hice esto por un millón y por el 10% de las ganancias en bruto, pero juro que es la primera y la última vez que lo hago”, comentó.

C20TH FOX/WARNER BROS

1. Al Pacino y Robert De Niro

Al Pacino aseguró que se había peleado ferozmente con Robert De Niro al comienzo de sus carreras, pero ya había quedado todo atrás. Suponemos que esto se originó en la auténtica película “The Godfather” (‘El Padrino’). Se dice que De Niro, quien todavía no era popular, también quería el papel de Michael Corleone, junto con Warren Beatty y Jack Nicholson, pero Pacino acabó con él. Sin embargo, en la secuela, De Niro fue elegido para interpretar al joven Vito Corleone. De todos modos no compartieron ninguna escena. Ambos actores recibieron nominaciones a los premios de la Academia por su trabajo. De Niro ganó y Pacino saboreó la derrota.

Desde ese momento, han compartido proyectos como “Heat” y “Righteous Kill”, lo que nos da a pensar que todo está bien entre ellos. Ahora tienen que conformarse con el hecho de que algunos de sus fans los confundan.

Avatar

Mike McAninch

X