Ocho celebridades en contra del ‘fat-shaming’

Como todos sabemos, Hollywood es un universo paralelo lleno de superficialidad. La apariencia lo es todo — aunque sabemos bien que no debería ser así. Los medios se encargan de llevar un registro detallado de cuánto adelgazan o aumentan de peso las actrices y muchas veces son muy crueles con sus dichos. Y no son los únicos. Con la aparición de las redes sociales, las personas comentan sin saber y, por lo general, lo hacen de forma desconsiderada. Si bien algunas estrellas se toman en serio las críticas y no paran de conformar a los demás, otras se han puesto firmes en contra del fat-shaming. Consideran que no es necesario ser súper delgado para considerarse atractivo. A continuación, ¡le presentamos a ocho personajes que llevan con orgullo sus kilitos de más!

8. Kim Kardashian

Durante su embarazo Kim Kardashian tuvo que soportar muchísimas críticas vinculadas con su peso. En lugar de sentirse mal, sacó ventaja de la situación para bajar de peso más rápido. “Las críticas me sirvieron de motivación,” comentó. “Cada cosa horrible que leía me daba más fuerza para seguir, aunque por naturaleza me gusta estar en forma, no soy floja.” Como las críticas no cesaron, Kim utilizó Instagram como medio de descarga. “Se burlaron de mí cuando estaba embarazada y lo siguen haciendo ahora que trato de bajar de peso. Debería darles vergüenza. No soy perfecta y jamás cumpliré con sus estándares de delgadez extrema. ¡Lo siento! Y, a propósito, ¡logré adelgazar muchísimo y estoy muy orgullosa de mí misma!

Khloe salió a defender a su hermana desde su blog. “Me molesta muchísimo que a la sociedad le encante criticar la figura femenina. Me resulta patético pero ¡no voy a soportar ni un ataque más contra mi hermana!”

Tinseltown / Shutterstock.com

7. Kate Winslet

La prensa siempre ha estado pendiente de la figura de Kate Winsley y puede que se deba a que nunca le interesó ser de esas actrices súper delgadas. Si bien a muchas les cuesta lidiar con tanta exposición, la ganadora del Óscar nunca se mostró muy preocupada al respecto. No entiende por qué las celebridades siempre tienen que estar delgadas. Prefiere estar saludable, así que su peso ha dejado de ser una preocupación en su vida.

“Cuando empecé a tener hijos hace seis años mi cuerpo cambió por completo. Y creo que es algo que les pasa a todas cuando son madres. Las hormonas se estabilizan. Es por eso que me mantengo en mi peso hace un tiempo. Me cansé de estar pensando cuánto peso o cuánto debería pesar. Por supuesto, el banquete navideño, las copas de champán y los canapés extras se ven reflejados en mi cuerpo. Pero no me privo de nada, no soy de esas maniáticas. Creo que esa es una forma miserable de vivir la vida,” confesó en Good Housekeeping.

Featureflash / Shutterstock.com

6. Kelly Clarkson

Kelly Clarkson tuvo que lidiar bastante con su imagen. Primero, con las críticas de la periodista británica Katie Hopkins y, luego, con las de Chris Wallas, que aprovechó la oportunidad para dar su opinión. La cantante de “Since U Been Gone” no dejó que los dichos de los demás acerca de su figura la afectaran y eso enfadó mucho más a todos. Ella se siente bien con su cuerpo, independientemente de su talla.

“Algunas personas nacieron delgadas y con un metabolismo privilegiado — pero ese no es mi caso. Me encantaría tener un mejor metabolismo. Estoy segura de que hay gente a la que le encantaría poder hacer cientos de amigos cada vez que va a algún lugar, como me pasa a mí. Siempre queremos algo que los demás tienen. No me obsesiono con mi peso y puede que ese sea uno de los motivos por los que la gente piensa que tengo complejos,” comentó la cantante en una entrevista con Redbook. Clarkson es nuestra heroína. ¡Ojalá todos tuviéramos tanta confianza como ella!

Photo by Perry Smylie/REX

5. Lena Dunham

La superestrella de “Girls” no es de las más delgadas de Hollywood y es lo que más admiramos. Por desgracia, no todos piensan como nosotros. De hecho, Joan Rivers dijo que Lena Dunham estaba gorda y que era un mal ejemplo para las mujeres. Howard Stern hizo lo mismo, pero fue lo suficientemente hombre como para disculparse. A Dunham nunca le afectaron las críticas de todos modos.

“Soy de las que piensan: un día pesamos menos, otro día pesamos más y ¡hasta habrá un día en el que nuestro cuerpo dejará de existir!” comentó en Gothamist. “Es sólo el envase que tenemos para transitar esta vida. Lo considero una herramienta para hacer las cosas que tengo que hacer pero no lo primordial en mi existencia. Suena a una semana completa de meditación pero de verdad me siento así.”

Helga Esteb / Shutterstock.com

4. Mindy Kaling

A Mindy Kaling siempre se la juzgó por su peso y por su forma de vestir, aunque ella nunca se lo tomó muy a pecho. Al contrario, lo toma con humor y se burla de los dichos, como lo hizo en Jimmy Kimmel Live. “Recibo muchísimos comentarios malintencionados,” aseguró. “Dicen, ‘me alegra que a Mindy Kaling no le preocupen los ideales de belleza.’ Y yo pienso, ‘¡Sí que me importan!’ Luego ellos responden, ‘Es tan reconfortante que a Mindy no le moleste ser un enorme monstruo marino.”

Kaling no se detuvo aquí. Continuó riéndose de lo que lo que el público opinaba de su peso. “Se refieren a ella como si fuese una pionera porque está pegada al sofá,” comentó haciendo referencia a ella misma en tercera persona. “Por cierto, salgo a correr y hago ejercicio, no es nada fácil ser rellenita.”

Helga Esteb / Shutterstock.com

3. Pink

Después de asistir al evento John Wayne Odyssey Ball 2015, Pink recibió algunos comentarios bastante negativos acerca de su peso. No obstante, la cantante se encargó de respondió a las críticas de la forma más elegante posible a través de su cuenta de Twitter.

“Noto que algunos de ustedes están muy preocupados por mí, según sus comentarios acerca de mi peso. Hacen referencia a las fotos del evento a beneficio de los enfermos de cáncer para apoyar a mi querida amiga Maggie DiNome, que recibió el premio Duke Award como reconocimiento a sus esfuerzos incansables y a sus contribuciones estelares en la lucha contra la erradicación del cáncer;” escribió Pink en su cuenta de Twitter. “Pero, por desgracia, a algunos de ustedes mi peso parece importarles más que todo lo anterior. Si bien asumo que el vestido no me favorecía tanto como pensé que lo hacía en la cocina de mi casa, debo admitir que me sentía muy hermosa. Es más, me siento hermosa. Así que, mis adoradas y atentas personas, les pido que no se preocupen por mí. Yo no estoy preocupada por mí. Tampoco me preocupan ustedes :)…estoy en mi mejor momento, más feliz que nunca y mi cuerpo saludable, voluptuoso y extremadamente fuerte está disfrutando de un muy merecido descanso. Gracias por preocuparse. Con amor, Cheesecake.”

Featureflash / Shutterstock.com

2. Alyssa Milano

Jay Mohr cometió un grave error al criticar la figura de Alyssa Milano en una entrevista radial. “Es muy bajita…parece que hubiese tenido un hijo y luego hubiese dicho, ‘Me importa un carajo’…se le nota en su vientre,” comentó el actor. Milano reaccionó como toda una dama. “Lamento que hayas sentido la necesidad de agredirme públicamente. Que estés bien y que Dios te bendiga. Envíale cariños a tu bella esposa,” respondió por medio de su cuenta en la red social Twitter.

Mohr reconoció que se había equivocado y pidió perdón primero en Twitter y luego en su blog personal. “No tenía motivos para decir lo que dije. Si bien eliminé de inmediato la publicación, no pude evitar las consecuencias. Sé muy bien cuánto pueden herir las palabras, constantemente veo el daño que los tabloides le hacen a mi esposa y me arrepiento de no haber pensado antes de hablar,” escribió. “A veces a los comediantes se nos va la mano. Sé que me pasé de la raya. No puedo cambiar lo que dije pero estoy seguro de que me siento terriblemente mal por haberla lastimado. Lo siento mucho.”

Tinseltown / Shutterstock.com

1. Jessica Simpson

Los tabloides se han pasado años completos criticando la figura de Jessica Simpson. Desde que se separó de Nick Lachey, se ha convertido en un blanco fácil. Ni siquiera le dieron la oportunidad de que se tomara un descanso. Les daba igual si estaba embarazada o si acababa de dar a luz — los medios estaban obsesionados con su peso. La cantante de “With You” nos demostró ser más fuerte de lo que creíamos. Según ella, las críticas la volvieron más poderosa. Su misión es “defender a todas las mujeres que luchan día a día por bajar de peso.”

Sin embargo, en algunas ocasiones, la ex estrella de reality show se hartó del maltrato y salió a defenderse. “No voy a decirles que no me hieren,” admitió Simpson. “Tengo sentimientos y hormonas. A veces me pongo sentimental, aunque nada me importa más que alentar a otras mujeres y decirles, “Podemos hacerlo.”

Helga Esteb / Shutterstock.com
Avatar

Mike McAninch

X