Nueve celebridades que le dieron la espalda a la fama

Algunas celebridades simplemente no pudieron seguir adelante con sus carreras. Una vez que llegaron a la cima, decidieron huir — y rápido. Si bien hay quienes deciden volver, por lo general, suelen ser muy pocos. Decidimos seleccionar a las estrellas más brillantes y prometedoras. Muchas llegaron hasta donde querían pero no pudieron soportar todo lo que el éxito les trajo. Como dicen, la fama no es para cualquiera. A continuación, le presentamos a 10 celebridades que le dieron la espalda a la vida de lujos y riquezas. ¡Descubra por qué Hollywood no era para ellos!

9. Garth Brooks

Hubo un momento en el que Garth Brooks era el mayor ícono de la música country. A lo largo de los 90, rompió récords de venta y llenó cientos de estadios con sus conciertos; se lo considera el artista más exitoso de la era de SoundScan. Con la llegada del nuevo milenio nos sorprendió a todos con la noticia de que se retiraría de la música para dedicarse a su familia. “Todos me preguntaban, ‘¿Cómo te atreves a dejar la música?’ Pero ser padre — nadie puede quitarte eso.” Ahora que sus tres hijas se han graduado de la escuela secundaria, ha decidido regresar al mundo de la música, en parte como terapia para superar el síndrome del nido vacío.

Brooks optó por iniciar una gira mundial de tres años junto a su esposa Trisha Yearwood y, además, ha firmado un contrato con la compañía Sony Music. La estrella country está profundamente agradecida con Yearwood por haberlo ayudado en su transición de padre “jugador de soccer” a cantante. “Gracias a Dios que me acompaña el amor de mi vida,” aseguró. “Por eso sé que estoy exactamente donde tengo que estar.”

Featureflash / Shutterstock.com

8. Rob Kardashian

Rob Kardashian se ha aislado bastante en estos últimos años. Pasó de ser el rey de las cámaras a esquivarlas a toda costa. Ya casi no se lo ve en público y en su reality show familiar todos se quejan de su actitud y de su falta de cooperación, aún cuando todos desean ayudarlo.

Atrás quedaron los días en los que era un joven atlético. Subió unos cuantos kilogramos y se rumorea que sufre de depresión. Su hermana mayor, Kim, ha perdido toda la paciencia y les sugirió a los miembros del clan comenzar a utilizar la estrategia ‘tough love’ (o, lo que en español sería, amor duro) con Rob. Khloe, por otro lado, se ha mostrado mucho más comprensiva con su hermano. “Siento que, en especial en estos últimos años, Rob se ha vuelto introvertido y ha desarrollado una especie de ansiedad social. Ya no se encuentra en aquél lugar feliz en el que solía estar, pero sé que es posible volver ahí,” comentó.

Helga Esteb / Shutterstock.com

7. Shania Twain

Shania Twain se retiró de los escenarios en 2004. Se mudó a Suiza con su marido Robert John “Mutt” Lange para criar a su hijo Eja y decidió dejar de editar álbumes de un día para el otro. En 2008, cuando Mutt la cambió por su mejor amiga, poco a poco inició su regreso al mundo del espectáculo. Según ella, la principal razón por la que se alejó de la farándula fue porque sentía que su habilidad para el canto ya no era la misma de antes. Después de su separación con Mutt, su voz también se vio afectada.

En 2012, Twain reapareció en los medios a través de su show en Las Vegas, ‘Still the One’. También ha estado de gira desde entonces; no obstante, a pesar de que les haya dicho a sus fans que su próximo disco está en camino, la cantante está teniendo problemas para conseguir un productor. Mutt solía componer y producir sus canciones pero ya no trabajan juntos. Hace poco anunció que no se retiraría del mundo de la música cuando la gira terminara y que su nuevo álbum de estudio saldría a la venta en poco tiempo.

Helga Esteb / Shutterstock.com

6. Cary Grant

En 1966, Cary Grant se retiró del mundo del cine para criar a su hija Jennifer, fruto de su cuarto matrimonio con la actriz Dyan Cannon. Antes de dejar su carrera como actor se había vuelto muy popular gracias a sus roles en distintos dramas y comedias. Había sido nominado a dos premios de la Academia por “Penny Serenade” y “None But the Lonely Heart” y a cinco Globos de Oro en la categoría Mejor Actor. En 1970 recibió un Óscar honorífico por su “dominio único del arte de la actuación en la pantalla grande.”

Si bien Grant ha abandonado el mundo del cine, no ha parado de hacer cosas. Comenzó a trabajar para la compañía de cosméticos Faberge y estuvo involucrado con otros organismos como Hollywood Park, the Academy of Magical Arts, Western Airlines (que pasó a formar parte de Delta Airlines en 1987) y MGM. Antes de morir, recorrió los Estados Unidos con “A Conversation with Cary Grant,” un espectáculo en el que mostraba escenas de sus películas y respondía preguntas del público.

PREMIUM —

5. Lauryn Hill

El álbum solista de Lauryn Hill ‘The Miseducation of Lauryn Hill” fue lo que la catapultó a la fama. Fue el más aclamado de 1998 y le significó cinco premios Grammy. Estuvo en la cima del mundo por unos cuantos años; no obstante, en 2000 decidió salirse del panorama público. La fama había comenzado a abrumarla y ya no podía soportarlo.

“Creo que Lauryn creció para despreciar lo que Lauryn Hill representa,” comentó un amigo. “No es que se odiara a sí misma como ser humano, pero detestaba la imagen fabricada de superestrella internacional que aparecía en las portadas de revista y que era incapaz de salir de su casa sin verse desalineada un día cualquiera. Como Lauryn es tan perfeccionista, siempre intentó darles a sus fans todo lo que le pedían, por lo que una visita al almacén exigía los jeans y los tacones correctos. Los artistas a veces son más calculadores que el público mismo. No es casualidad que los jeans se vean bien, que el sombrero esté bien puesto. Todas estas cosas son premeditadas y Lauryn se puso muchísima presión a sí misma después de todo ese éxito. Y un día se cansó y dijo, ‘Vete al c*rajo.'”

Featureflash / Shutterstock.com

4. Josh Hartnett

Josh Hartnett era uno de los actores jóvenes más prometedores de Hollywood quince años atrás. Alcanzó el estrellato con roles muy codiciados en películas como “The Virgin Suicides,” “Pearl Harbor” y “Black Hawk Dawn”; no obstante, no pudo manejar tanta exposición pública. Se alejó de Hollywood cuando su carrera llegó a la cima y decidió regresar a Minneapolis. “Estuve en la portada de todas las revistas. No podía ir a ningún lado. No me sentía cómodo conmigo mismo. Estaba solo. No confiaba en nadie. Así que volví a Minnesota y me reencontré con mis viejos amigos — salí un tiempo con mi novia de la secundaria — y no filmé nada durante 18 meses. Aún estoy tratando de encontrarme,” explicó en una entrevista con Details.

Desde su regreso, los buenos papeles han brillado por su ausencia. Ha participado de una gran cantidad de películas independientes; sin embargo, muchas no lograron llegar a la audiencia. Se rumorea que regresará a la TV, aunque todavía no hay nada confirmado.

Featureflash / Shutterstock.com

3. Dave Chappelle

La carrera de Dave Chappelle estaba en su auge cuando decidió dejarlo todo en 2005. Su espectáculo de comedia, “Chappelle’s Show,” que se emitía en Comedy Central, era increíblemente popular. Se dice que le ofrecieron $55 millones para continuar con la producción durante dos años más. Sin embargo, durante el rodaje de la tercera temporada, sin previo aviso, viajó a Sudáfrica. En seguida muchos vincularon la escapada repentina del actor con adicciones a las drogas y problemas de salud; no obstante, su salida tenía más que ver con inquietudes éticas y personales.

Según Chappelle, abandonó el show y se escapó a Sudáfrica porque se sentía abrumado con tanto éxito. “Vengo aquí y me olvido de las distracciones de la fama. Mi ego disminuye considerablemente. Me interesa el tipo de persona en la que me he convertido. Quiero sentirme completo y la industria es un lugar de extremos. Quiero estar equilibrado. Necesito verificar mis intenciones” aseguró.

Everett Collection / Shutterstock.com

2. Howard Hughes

Howard Hughes fue una de las celebridades más excéntricas de Hollywood. Antes de dejar atrás su vida mediática, produjo una gran cantidad de películas, entre las que se incluyen “Hell’s Angels”, “Scarface” y “Outlaw” y se convirtió en todo un galán para el público femenino. Además, le apasionaba la aviación, por lo que creó su propia compañía de aérea. No sólo los diseñaba y construía aviones, sino que ponía en riesgo su vida al probarlos.

En 1946 estuvo involucrado en un accidente aéreo que casi termina de la peor manera. Después de este episodio comenzó a alejarse del mundo. Un año después del accidente, se encerró en una sala de proyección durante cuatro meses, se abasteció de barras de chocolate y de leche y se refugió en botellas vacías. Durante la década de los 50 desapareció de la faz de la Tierra. Ni siquiera dio declaraciones durante las audiencias antimonopólicas que involucraban a su compañía, Trans World Airlines. Murió encerrado por sí mismo en una habitación en 1975. Al momento de su muerte estaba irreconocible, por lo que el FBI tuvo que utilizar sus huellas digitales para identificar el cuerpo.

1. Brian Wilson

Brian Wilson — más conocido como el líder de los Beach Boys — se convirtió en una superestrella internacional durante la década de los 60 cuando su banda lanzó el álbum Pet Sounds. Estaban trabajando en otro proyecto, SMiLE, que creyeron sería aún más exitoso; no obstante, les llevó otros 37 años completarlo. Durante la grabación de SMiLE, la salud mental de Wilson comenzó a deteriorarse y su comportamiento errático generó conflictos internos entre los miembros de la banda. Consumía cantidades excesivas de alcohol y LSD, fumaba marihuana y aspiraba cocaína, sin mencionar que le habían diagnosticado depresión y esquizofrenia. Atravesó varias crisis emocionales, se volvió obeso y desapareció del panorama público.

Durante la década de los 90, la vida de Wilson dio un giro de 360 grados. Se casó con Melinda Ledbetter y adoptó tres niños. En 1995, publicó Crate, su álbum solista y, en 2004, SMiLe finalmente vio la luz, 37 años después de la primera grabación.

TDC Photography / Shutterstock.com
Avatar

Mike McAninch

X