Diez pésimas adaptaciones cinematográficas basadas en grandes series de TV

TM & copyright ©20th Century Fox Film Corp. All rights reserved/courtesy Everett Collection

En Hollywood hace tiempo que la originalidad y la creatividad brillan por su ausencia y se ha vuelto muy común llevar series clásicas de la TV a la pantalla grande. Por más holgazán que parezca, reciclar ideas es una estrategia de mercado ingeniosa, debido a que las compañías y los estudios ya tienen un grupo de aficionados asegurado al que complacer. El problema es que las adaptaciones cinematográficas casi siempre terminan siendo pésimas y esto sólo despierta la ira de los fanáticos. Ya sea por culpa del elenco, del guion o del producto en sí, a continuación le presentamos diez series asombrosas que fracasaron en la pantalla grande.

10. Transformers

Sí, ninguna de las películas de Transformers prosperó. La primera fue bastante buena, excepto por el hecho de que Megan Fox fuese la protagonista principal. Su actuación fue pésima y lo más extraño es que las cosas no mejoraron cuando dejó la franquicia, ya que la tercera parte fue aún peor. Sin embargo, la serie animada The Transformers era increíble. Si bien estuvo en televisión desde 1984 hasta 1987, le bastó para inspirar la creación de otras series de televisión y hasta una película animada que incluía las voces de Orson Welles, Judd Nelson y Leonard Nemoy. No quedan dudas de que los remakes contemporáneos de Transformers son un insulto para un programa que marcó nuestra infancia.

©Paramount Pictures/courtesy Everett Collection

©Paramount Pictures/courtesy Everett Collection

9. Las aventuras de Rocky y Bullwinkle

Rocky y Bullwinkle era un programa divertido y simpático interpretado por una ardilla voladora y un alce. A todos les encantaba y estuvo en el aire desde 1959 hasta 1964. La llegada del nuevo milenio fue la excusa perfecta para revivir el clásico. Incluso los que ni siquiera conocían la serie original estaban convencidos de que la película iba a ser buena. No sabemos cuál fue el error. El equipo contaba con un buen director y el elenco era de lo más talentoso; incluía a figuras como Rene Russo, Jason Alexander, Randy Quaid y Robert de Niro. Por desgracia, la adaptación cinematográfica fue aburrida y mundana, una verdadera decepción para los fanáticos.

Source: Capella International

Source: Capella International

8. Get Smart

Este superclásico fue llevado a la pantalla grande en 2008, exactamente 38 años después de que Don Adams cautivara al público con su interpretación del agente secreto Maxwell Smart. Lamento decir que Steve Carell acabó con el encanto de nuestro espía preferido. Si bien la película tuvo buenos momentos, no fue suficiente para convencernos. Lo curioso es que incluía a un elenco de primera, con actores como Anne Hathaway, Terence Stamp, Dwayne Johnson y hasta Bill Murray. Es increíble que hayan arruinado la posibilidad de lanzar uno de los mejores remakes de todos los tempos.

©Warner Bros./courtesy Everett Collection

©Warner Bros./courtesy Everett Collection

7. Starsky and Hutch

Starsky and Hutch fue un verdadero emblema de los años 70, junto con las series Charlie’s Angels y The Six Million Dollar Man. David Soul y Paul Michael Glaser eran el dúo perfecto a bordo de su Ford Torino. Si bien el dúo de Owen Wilson-Ben Stiller funcionó muy bien en el pasado, esta vez sólo arruinaron un clásico. En términos simples, ni siquiera dieron gracia. Actuaban de forma tan absurda que los fanáticos de la serie original pensaban que los personajes de Zoolander se habían filtrado en el rodaje. Y como si con esto no nos bastara, Snoop Dogg interpretó a Huggy Bear. ¡Qué mezcla!

(c) Warner Brothers/courtesy Everett Collection

(c) Warner Brothers/courtesy Everett Collection

6. Bewitched

Bewitched fue una de nuestras series favorita y estuvo en el aire durante ocho temporadas, desde 1964 hasta 1972. Hasta el día de hoy, sigue siendo un éxito gracias a su guion inteligente y a su elenco de primera. Como Sony Pictures vio que este clásico seguía cautivando a las nuevas generaciones, pensó que sería una idea maravillosa convertirlo en una película. De hecho, la idea era buena, lástima que los resultados no fueron los mejores. En lugar de cuidar el producto original, la adaptación cinematográfica tomó un nuevo rumbo. Nicole Kidman es la excepción, pero el resto ni siquiera podía seguir los chistes. Además la falta de química entre Kidman y Will Ferrell en la pantalla era más que evidente. Les recomiendo a los fanáticos que se olviden de que esto existió alguna vez. ¡Sigan viendo el original, muchachos!

 (c) Columbia/courtesy Everett Collection

(c) Columbia/courtesy Everett Collection

5. The Dukes of Hazzard

Con tan sólo ver la lista de actores de la película se puede entender por qué fue un fracaso. Dukes of Hazzard fue un gran show de los 70 y 80 que se concentraba en la vida de los muchachos Bo y Duke Hazzard, de su despampanante prima Daisy y del maravilloso tío Jesse y en las aventuras del General Lee, el Dodge Charger modelo ’69 — que en realidad era un personaje más. Cuando la película se estrenó en 2005, confirmó las sospechas de que sería un fracaso con Seann William Scott, Johnny Knoxville, Jessica Simpson y Willie Nelson en el elenco. Las distintas habilidades de actuación la transformaron en una comedia y no lo digo en el buen sentido. Todos saben que Simpson no sabe actuar, lo que hace que sea más difícil olvidar la escena del lavadero de autos. Y como si eso no fuese suficiente, destruyó la canción “These Boots Are Made For Walking.”

Source: Warner Bros.

Source: Warner Bros.

4. Sex and the City

Sex and the City tuvo tanto éxito que no había forma de que fallara en el cine. La primera parte llevó el drama y las historias del show original al extremo, lo que dejó completamente desconcertados a los fanáticos. Odiar a los hombres era la premisa. Steve engaña a Miranda — algo que el Steve que tanto amábamos en la serie era incapaz de hacer. Si la primera fue mala, la segunda fue peor. Las mujeres dejan Nueva York, que es prácticamente el quinto personaje del show, por Dubái. Por alguna extraña razón, Carrie se cruza con su antiguo amante Aidan Shaw. Creo que ninguna de las dos partes merece la atención de los fanáticos, ya que no capturan ni un poquito de la magia que desprende el verdadero show.

Source: New Line Cinema

Source: New Line Cinema

3. G.I. Joe

G.I. Joe: The Rise of the Cobra (2009) debería haber sido una adaptación cinematográfica asombrosa. La maravillosa historia cautivó a miles de personas en la década de los 80. Además, el elenco era tan genial que podría haberla transformado en la mejor película de acción de todos los tiempos. De alguna manera, el resultado final fue tonto y hasta caricaturesco. Las típicas explosiones y escenas de pelea de cualquier película de acción estuvieron presentes, aunque los grandes actores y actrices dejaron mucho que desear. La audiencia se decepcionó por completo y, honestamente, no fueron los únicos. Channing Tatum, que interpretó a Duke, confesó que siempre odió la película: “Muchachos, seré honesto con ustedes. Odio esa maldita película. ¡La odio! Me obligaron a hacerla.” Que los fanáticos te critiquen es una cosa, pero que los mismos actores lo hagan es demasiado.

©Paramount/Courtesy Everett Collection

©Paramount/Courtesy Everett Collection

2. Thunderbirds

Thunderbirds no se podía comparar con nada y estuvo en el aire desde 1965 hasta 1966. Se filmó con marionetas en tamaño escala con ayuda de efectos especiales y estaba ambientada en el futuro. Gracias a la película Team America: World Police (2004), nos dimos cuenta de que las marionetas seguían siendo exitosas aún cuando la audiencia estuviera acostumbrada a ver efectos especiales de primera. La producción de Thunderbirds prefirió no usar la técnica para el remake de 2004 y optó por la acción en vivo. El resultado fue pésimo y sólo recibió críticas negativas. El mismísimo creador de la serie original, Gerry Anderson, aseguró que la adaptación cinematográfica fue la peor basura que jamás había visto en su vida.

Premium--

Premium–

1. Los tres chiflados

Haberse metido con un clásico tan querido como Los tres chiflados no tiene perdón. La serie estuvo en el aire desde 1960 hasta 1972 y nos regaló a los personajes más chistosos y adorables del mundo: Larry, Curly y Moe. Hacía bastante que los productores tenían en mente el remake y, finalmente, se estrenó en 2012. Si bien generó opiniones encontradas, no quedan dudas de que no contempla el tipo de humor físico del original. Los actores estuvieron bien, aunque se notaba que las escenas cómicas estaban forzadas. Incorporar personajes del reality show Jersey Shore al elenco no sólo fue un insulto para las generaciones jóvenes (si no sabe quiénes son los tres chiflados, es problema suyo) sino al programa en sí, que no debería tener ni la más mínima relación con esa basura televisiva.

TM & copyright ©20th Century Fox Film Corp. All rights reserved/courtesy Everett Collection

TM & copyright ©20th Century Fox Film Corp. All rights reserved/courtesy Everett Collection

X